agosto 16, 2022

Tribuna México

Noticias para todo el mundo

“Harina” plantea en tono de comedia los problemas de ser viral

El actor mexicano Guillermo Villegas vive en la misma disyuntiva de amor-odio hacia la viralidad que su personaje, el teniente Edson Prieto, quien lo hizo popular en redes sociales en 2019 con su cortometraje “Harina”, que ahora se convierte en una divertida serie homónima.

“Pudimos ir al lado profundo de la comedia y eso es lo más esperado para un actor, poder darle diez capas a tu personaje, ponerlo en treinta situaciones diferentes y cuando leí el libreto me daba ‘sed’ de actuación, ya quería ‘beberme’ todas las escenas”, cuenta Villegas en una entrevista con Efe sobre la serie que estrena este jueves Prime Video.

En 2019 lo único que se sabía del popularizado policía de ficción era que se trataba de un oficial que, en su afán de descubrir si un sospechoso polvo blanco era cocaína o no en medio de un operativo, terminaba drogado frente a sus compañeros, quienes sorprendidos lo observaban y lo escuchaban gritar frases como “¡Ay papaya de Celaya!” o ” ¡Ay Papántla tus hijos vuelan!”.

Las frases, surgidas de los barrios mexicanos, se volvieron populares y la cara “enharinada” del policía hizo reír a los más de 50 millones de personas que vieron el video distribuido en Youtube y generó cientos de memes en internet.

Ahora, la serie “Harina” toma de la realidad el éxito de distribución que tuvo el corto y lo traslada a la ficción en una historia que comienza mostrando las repercusiones que trajo a la vida del teniente Edson el saltar involuntariamente a la fama en el internet, mientras junto a la teniente Ramírez busca atrapar al asesino en serie “El cancelador”.

Burlas en la calle y en el trabajo, peticiones de fotos de desconocidos, problemas con su pareja y su hija y la posible pérdida de la custodia de esta son algunas de las situaciones que el corrupto agente tiene que atravesar mientras se debate en una relación de amor-odio con el cambio que el video supuso para su vida.

Parte de estos problemas, pero mucho menos drásticos, también los vivió Villegas en la vida real.

“A veces me gusta y a veces no. Cuando la gente en la calle reconoce el trabajo y me dicen ‘gracias por alegrarnos estos años de pandemia’, se siente muy bonito, pero también está la gente que te grita en la calle, ‘¡Ese mi poli de la harina!’ y tampoco es tan agradable y eso es lo que sufre el teniente con lo viral; sin embargo, la relación con esto de parte mía es más hacia el amor”, detalla.

La actriz Verónica Bravo interpreta a la teniente Ramírez, la recta compañera del desvergonzado policía que también se volvió popular en esta primera experiencia de la serie de la franquicia de “Backdoor” y con la que se meterá en problemas en la ficción que asimismo estará en Comedy Central.

“No sé si es común que suceda que primero exista el personaje y luego todo lo demás, pero adentrarse a la hipótesis de quién es esta persona y cómo vive el resto de los aspectos de su vida, sobre cómo es su intimidad, su soledad, dónde vive, cómo es su cuarto, cómo se viste, nunca me había pasado como actriz”, relata a Efe Bravo.

Sin pretensión de generar una reflexión en torno a la realidad que viven los policías en México, la serie muestra el proceso de corrupción que sufre el teniente en el cuerpo y, pese a todos sus defectos, confiesa que una de las pocas virtudes que tiene es que “tiene un gran corazón”.

“Yo creo que, a pesar de sus defectos, el teniente es un tipo muy amoroso, pelea contra sí mismo estilo Jim Carrey en la película ‘Mentiroso compulsivo’ cuando le queda mal a su hijo para irlo a ver jugar béisbol y el tipo quiere ir a verlo, pero no llega y deja ver su buen corazón y yo creo que el teniente tiene eso”, asegura Villegas.

Por su parte, Bravo resalta que, aunque a simple vista la virtud más grande de su personaje es la rectitud, ella considera que es la valentía.